Un auto, buenos sonidos y el encanto por descubrir en Cartagena, en un carro alquilado

Un auto, buenos sonidos y el encanto por descubrir en Cartagena, en un carro alquilado

Recorrer Cartagena y encontrar un sitio de alquiler de autos fue fantástico.

Bastó un solo fin de semana para recorrer sus calles, contagiarme de los ritmos, sabor y movimientos de su gente, enamorarme de la fuerte brisa que sacudía mi pelo de lado a lado, cuando a más 80 kilómetros avanzaba mirando el mar con deseos de llegar, mientras levantaba miradas, sonrisas y uno que otro piropo al lucir imponente en un buen auto alquilado.

Sonará a presunción, pero más de uno hemos soñado con disfrutar de las mieles de buen auto, con darnos un merecido paseo, con disfrutar un elevado estilo de vida y aunque no sea eterno, si es algo que se puede vivir de una manera divertida y tener gratos, divertidos y hasta emocionantes recuerdos.

Los colores de las hermosas e imponentes casas de cartagena, el particular ritmo de la champeta y los sensuales movimientos de su gente, que sin importar la edad se mueven y bailan sin temor o tabu alguno, son solo algunas particularidades a mencionar de lo maravilloso que fue pasar un fin de semana en esta paradisiaca ciudad, sin limitante alguno disfrutando de una vida quizá estrafalaria, observando la magia de Cartagena desde el timón de un buen carro que encontré en drmcarrental.com

Es extraño, pero hoy quise compartir unas cuantas letras de una experiencia diferente, divertida y como mucho sabor, el sabor cartagenero, animada en vivir algo que mucho hemos anhelado y pocos nos hemos atrevido a vivir.

Así que es hora de atrevernos, de hacer algo distinto y construir historias salidas de lo cotidiano, cualquier tiempo es perfecto para este tipo de aventuras.